14 abril, 2024
Policiales

Santa Fe: una mujer encontró en una plaza un cuerpo desmembrado adentro de una bolsa

Una mujer caminaba por la plaza de su barrio cuando sintió un olor extraño y al acercarse se encontró con una bolsa que contenía un cuerpo desmembrado en su interior. Tras el hallazgo alertó a la Policía que en las últimas horas detuvo a una mujer de 38 años.

El terrorífico hecho ocurrió en el mediodía de este domingo en la Plaza Escalante de la ciudad de Santa Fe, en inmediaciones del cruce de las calles Martín Zapata y 9 de Julio.

Fue allí donde una vecina encontró dentro de una bolsa una pierna humana con el calzado colocado y de la cual desprendía un olor nauseabundo. Enseguida alertó al 911 y poco después llegaron al lugar oficiales y suboficiales de la Estación Centro. Mientras comenzaban con las tareas de preservación de la zona, informaron a la Jefatura de la Unidad Regional I La Capital, según precisó el diario Uno.

Poco después, la fiscal de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Ana Laura Gioria, ordenó una serie de medidas y logró identificar a la víctima como Omar Pogliani, de 70 años. Tras ello, en la madrugada del lunes se dirigió hacia su vivienda, ubicada sobre calle 1° de Mayo al 4700 del barrio Fomento 9 de Julio, donde se cree que fue asesinado.

Allí realizaron de una inspección ocular y secuestraron restos humanos calcinados en el patio, que en principio y conforme al tipo de vestimenta, coincidiría con los restos hallados en la Plaza Escalante.

En ese contexto detuvieron a una mujer de 38 años, quien, de acuerdo a los primeros datos establecidos, convivía con el hombre. Quedó imputada por el delito de homicidio calificado por el vínculo.

Los vecinos declararon a la Policía que no veían a Pogliani desde el 29 de febrero. Otros, además, señalaron que ese mismo día escucharon una pelea entre un hombre y una mujer durante la madrugada y que el viernes 1 de marzo por la mañana la sospechosa salió de la vivienda con bolsos. “Nos saludó como si nada”, destacaron.

Los días siguientes, los vecinos contaron que sintieron olor a “carne quemada”. “En un grupo de WhatsApp que tenemos del barrio llegó el mensaje de que una vecina había encontrado restos humanos en la plaza. Yo justo había salido a hacer unas compras y pasé por el lugar, paré y una policía me llamó y me pidió ser testigo junto a otra chica. Nos tomaron los datos y al llegar los bomberos junto a peritos para constatar lo que había dentro de las bolsas lo que pudimos ver eran dos piernas ya cortadas, es decir un cuerpo descuartizado”, precisó un vecino al mencionado medio.

“En una segunda bolsa se pudo ver un elemento circular que era la cabeza y otra bolsa más grande, que parecía contener lo que podría haber sido un torso. Finalmente, no fue abierta por los policías, ya que la fiscal había solicitado que se carguen las bolsas tal cual estaban en la morguera para llevarlas y terminar el trabajo de los especialistas en la morgue y que no se pierda ningún otro tipo de prueba”, agregó.

Queremos saber tu opinión sobre esto!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.