28 febrero, 2024
ChacoJudicialesUltimo

Nuevo frente judicial contra Emerenciano, Marcela y Quintín: son acusados de trata de personas

En la reactivación de la denuncia por supuesta explotación laboral de quienes construían viviendas para la fundación Sueños Compartidos, la Justicia Federal instó a que Emerenciano Sena, junto con Marcela Acuña y Osmar «Quintín» Gomez declaren por las acusaciones en su  contra. El El Fiscal Federal Patricio Nicolás Sabadini ha presentado un extenso requerimiento de instrucción judicial, arrojando luz sobre una red de explotación que ha dejado a muchas personas en condiciones extremadamente precarias.

Las denuncias, realizadas por múltiples individuos, apuntan a que, en septiembre de 2008, Emerenciano Sena, líder del movimiento «MTD 17 DE JULIO,» prometió a estos trabajadores una vivienda propia y empleo estable como parte del proyecto «Sueños Compartidos» de la Fundación Madres de Plaza de Mayo. El proyecto estaba respaldado por el Gobierno Provincial del Chaco y la Fundación Madres de Plaza de Mayo, con un acuerdo firmado en 2009.

Sin embargo, en lugar de cumplir estas promesas, se alega que los trabajadores fueron sometidos a condiciones de trabajo inhumanas. Inicialmente, realizaron tareas como ocupar terrenos y custodiarlos. Más tarde, se les encomendó trabajar en el proyecto de construcción de viviendas, pero las condiciones laborales se deterioraron rápidamente.

Los trabajadores afirmaron haber enfrentado jornadas laborales extenuantes que superaban las 16 horas diarias, sin días de descanso ni feriados. Emerenciano Sena, Marcela Acuña y Quintín Gomez, según los testimonios recopilados, ejercieron un control férreo sobre ellos. Se informa que Sena se colocaba en el portón de entrada, impidiendo que los trabajadores salieran y amenazándolos con la pérdida de empleo si se atrevían a cuestionar las condiciones de trabajo.

Los trabajadores también declararon que sus salarios se vieron afectados, con parte del dinero destinado a comprar herramientas, alimentos y, aparentemente, para financiar el movimiento. Además, alegan haber sido coaccionados para asistir a manifestaciones organizadas por el movimiento, lo que se sumaba a su carga de trabajo.

Las condiciones de vida y trabajo en el sitio de construcción eran deplorables. Los trabajadores afirman que tenían un solo baño rudimentario hecho de palos y lonas para las mujeres. No contaban con elementos de seguridad adecuados, lo que resultó en lesiones para algunos de ellos. Además, se les negaba la posibilidad de higiene adecuada y una alimentación adecuada.

Las víctimas, después de soportar estas condiciones inhumanas durante demasiado tiempo, finalmente se atrevieron a presentar denuncias. El fiscal Patricio Nicolás Sabadini ha llevado adelante una exhaustiva investigación que ha llevado a la presentación de un requerimiento de instrucción judicial. En el documento, el fiscal argumenta que Emerenciano Sena, Marcela Acuña y Osmar «Quintín» Gomez deberían enfrentar cargos de trata de personas con fines de explotación laboral.

Queremos saber tu opinión sobre esto!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.