14 junio, 2024
ArgentinaJudiciales

Indignación: chats revelan que a Lucio Dupuy le pegaban cuando se orinaba

El mediodía de este jueves tuvo al país pendiente de la sentencia que los jueces Andrés Olié, Daniel Sáez Zamora y Alejandra Ongaro del Tribunal de Santa Rosa, La Pampa, dieron a conocer por el crimen de Lucio Dupuy, el niño de cinco años abusado sexualmente y asesinado a golpes por quien fuera su madre, Magdalena Espósito Valenti, y la pareja de ésta última, Abigail Páez.

Los magistrados consideraron culpables de los delitos imputados a ambas acusadas, a excepción del abuso sexual por parte de la mamá del menor, quien fue absuelta de ese cargo. Seguidamente, hicieron saber a los presentes en la audiencia que el próximo 13 de febrero se informarán las penas para cada una de ellas que, por homicidio doblemente y triplemente calificado, se espera que sea la reclusión perpetua.

En medio del dolor y la emoción de los familiares de Lucio que lloraban al escuchar a la jueza Alejandra Ongaro, fuentes judiciales de La Pampa dejaron trascender algunas conversaciones vía WhatsApp que las asesinas del niño habían mantenido el 8 de febrero de 2021, casi diez meses antes del crimen, y el 20 y 21 de noviembre de ese mismo año, en la semana previa al brutal asesinato, donde dialogaban sobre cómo una de ellas lo había golpeado por orinar en la cama y ‘manchar las sábanas’, o vomitar luego de haber visitado la casa de un compañero del jardín.

Advertencia: contenido sensible

8 de febrero de 2021

Abigail Páez: Lucio se despertó recién todo meado, así que la ligó. Así que no quiero ni que le hables y retalo vos también porque ya lo viene haciendo seguido y las sábanas estaba limpias, un día las usó. Yo me voy, lo dejo mirando una peli. Lo único que yo te digo es que lo desperté de los pelos, lo levanté y lo re contra cagué a voleos por en el culo, así que ahí se quedó, cagadísimo.

20 y 21 de noviembre de 2021

Magdalena Espósito Valenti: ¿La mamá de Agustino te dijo eso?

MEV: Siempre un problema distinto con este pibe.

MEV: Mañana lo voy a agarrar, porque ya que tantas ganas tenía de ir a lo de su compañero, le voy a decir nunca más. Y no sale más, se queda encerrado en casa todos los días, va al jardín y vuelve, y ahí se queda.

Abigail Páez: Si este pen…jo se despertó a vomitar devuelta.

AP: (la madre de Agustino) le dio de todo encima, le dije al pancho este y (Lucio) me dice, ‘y me ofrecía de todo’.

AP: ‘Y yo comi’.

MEV: Na, boluda, pa’l sopapo.

AP: Esta pálido y con las ojeras hasta el piso.

AP: Ahí le di agua, pero todo mal esta con este gil.

MEV: Y qué te dijo de (sobre) que no le dábamos bola.

AP: Nada, eso, que trabajábamos mucho y no estábamos con él.

AP: Re marta (sic) si está todos los días vos, boluda.

MEV: Que p…jo de mierda, boluda, no puede ser que siempre alguna distinta.

MEV: Igual no puede ser que vaya con el puterío, imagínate lo que le va a decir al padre cuando vaya para allá (n. de la a., a Luján, con la familia paterna).

AP: Jaja na, casi le arranco la cabeza a los 10 minutos vomitando a cabilla (sic).

MEV: Igual ya me tiene podrida, estoy a nada de mandarlo ya.

AP: Lo mandé al baño y se vomitó todo, manchó la pared del baño.

MEV: Na, pa’l sopapo me imagino.

AP: Para mí ahora cuando termina el mes tendrías que decirle a Christian (n. de la a., Dupuy, el padre de Lucio) que te mande la plata cuanto antes porque hay cosas que pagar y que estas organizándote para mandarlo.

AP: Y a mí me secó la cabeza ya.

MEV: Mañana y tarde, lo llevo al jardín hablamos todo.

AP: Sino que me dijo ‘ah también anduvo diciendo que no están mucho con él’, como él ve que ella está con el nene.

AP: Como la otra vez, que te dijo que por qué no eras como la mamá de Agustino.

MEV: Porque no trabaja, pero después la madre trabaja, o sea.

MEV: Porque encima lo reparte, quiero ver ahora cuando se vaya con el padre a ver si le da bola el padre.

AP: Yo te amo y te entiendo, y todo, sé que cuesta, pero no sé qué auerws (sic) hacer.

AP: Porque encima parece que hace a propósito las cosas, lo hace cuando estoy yo.

AP: Porque sabe que después me peleo con vos si le pego.

AP: Ni entiende que sos la madre y que se hace lo que vos decís, porque nunca le mostraste consecuencias.

AP: Y no te lo digo para pelear sino justamente porque yo soy la que le pone ese límite y termino siendo la loka (sic).

MEV: Pero ya está, ya se va.

AP: Sí, ya lo sé.

AP: Igual la ligó ahora.

MEV: Bueno, pero no le pegues mucho.

AP: Y me dijo esta señora que se calló también. (n. de la a., se refiere al verbo «caer»)

MEV: Metele unos sopapos nomás.

AP: No, en la cara no se la toqué.

AP: Que está trepado ahí y se calló. (n. de la a., se refiere al verbo «caer»)

AP: Pero sigue todo ahí y lo bañé dos veces porque la primera fue donde vomitó post baño.

AP: Porque estas cosas hacen que yo me pelee con vos y termina logrando eso.

AP: Y no, la verdad que no da que un nene de 5 años nos separe porque se le antoja.

MEV: Ya estoy harta.

MEV: Que vamos a hacer, ¿lo vamos a dejar ahí? acá las chicas nos invitaron a salir.

AP: De una, el Lucio ya se durmió igual.

MEV: Pasa y que si se levanta y le pasa algo que onda.

AP: No, si ya lo vigilé.

MEV: Me da miedo.

AP: Y hace como una hora se durmió.

AP: Bueno yo estoy acá en Yes.

MEV: Voy para ahí.

21 y 22 de noviembre de 2021

AP: El Lucio se durmió hace un rato.

AP: Comió poco, mejor igual.

MEV: ¡Bueno, genial! ¿Cómo estaba de ánimo?

AP: Está mejor, hablé con él y le dije que lo íbamos a dejar ir a lo del padre si él prometía dejar de hablar pavadas y portarse bien.

AP: Se largó a llorar y me dijo que no quiere vivir allá con nadie.

AP: Porque él quiere estar con nosotras.

MEV: ¿Y cambió un toque la actitud?

AP: Sí… bastante…

AP: Y nada, me dijo que él quería portarse bien.

AP: Jaja, que no quería terminar mal.

AP: Y a la Agustina le voy a decir que anduvo con vómitos el finde y diarrea.

25 de noviembre de 2021

AP: Qué onda el Lucio.

AP: Como está de cara y eso.

MEV: Ni se le nota lo de la cara, apenas.

AP: Me refiero al moretón.

MEV: Y le dije que siga (n. de la a., se refiere al verbo «diga») que se golpeó jugando con el limón.

MEV: Siii, (sic) bueno, ahora a lo que está de día se nota un poco más pero casi nada.

AP: No lo tenía marcado anoche.

Un día después del último chat mostrado, el niño de cinco años perdió la vida en manos de Abigail Páez, luego de que lo golpeara ferozmente. Aunque las criminales intentaron hacerlo atender en un hospital de la zona, Lucio llegó al centro de salud sin signos vitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.