17 julio, 2024
MundoUltimo

Israel y Hamas abrieron una instancia de negociación para el cese del fuego

En medio de un clima de tensión en Medio Oriente, Estados Unidos y Qatar iniciaron una serie de negociaciones discretas con el objetivo de alcanzar un cese al fuego entre Israel y Hamas, y facilitar la liberación de los rehenes secuestrados por el grupo terrorista. Este diálogo, propiciado por la presión conjunta de ambos países, también busca permitir el ingreso de ayuda humanitaria en la franja de Gaza.

Los representantes estadounidenses y cataríes propusieron una tregua de seis semanas a cambio de la liberación de mujeres, ancianos y rehenes enfermos o malheridos. Israel aceptó esta primera etapa del acuerdo, mientras que Washington y Doha esperan la respuesta de Hamas. De cumplirse esta fase, una segunda etapa implicaría la liberación de soldados y jóvenes secuestrados, así como de miles de prisioneros palestinos detenidos en Israel bajo cargos de terrorismo.

El éxito de esta segunda fase depende de la aceptación de Hamas y su posible exigencia de que las Fuerzas de Defensa de Israel se retiren completamente de Gaza, un requerimiento que ha sido rechazado repetidamente por el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. Estas negociaciones han sido impulsadas por la presión diplomática del emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani, y de altos funcionarios de la administración Biden, quienes se reunieron con el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant.

Durante su visita a Washington, Gallant sostuvo encuentros con figuras clave del gobierno estadounidense, incluyendo al consejero de Seguridad Nacional Jake Sullivan, el Secretario de Estado Antony Blinken, el secretario de Defensa Lloyd Austin, el director de la CIA William Burns, y el enviado especial de la Casa Blanca a Medio Oriente Amos Hochstein.

El propósito de estas reuniones fue aliviar las tensiones políticas entre Netanyahu y Biden, discutir la situación en Gaza y coordinar una estrategia común frente a los ataques de Hezbollah desde Líbano.

El plan discutido abarca varias fases del conflicto: la devolución de los rehenes, la destrucción de Hamas, una ofensiva definitiva en Gaza, la instauración de un gobierno que no esté vinculado ni a Israel ni a Hamas, el retorno de los ciudadanos israelíes desplazados por los ataques de Hezbollah, y la contención de Irán y sus aliados regionales, incluyendo a Hamas, Hezbollah y los Hutíes.

Además del cese del fuego, Estados Unidos se comprometieron a evitar que Hezbollah, respaldado por Irán, abra un segundo frente bélico en la frontera con Líbano. Los funcionarios estadounidenses han asegurado a Gallant que apoyarán a Israel sin dudarlo si Hezbollah declara la guerra total.

Durante las reuniones en el Pentágono, Gallant expresó: «Durante las reuniones logramos avances significativos, se eliminaron obstáculos y se abordaron cuellos de botella para avanzar en una variedad de cuestiones y más específicamente en el tema de la acumulación de fuerzas y el suministro de municiones». A pesar de que el embargo sobre las bombas de 1.000 kilos sigue vigente, Estados Unidos ha prometido enviar otro tipo de armamento a Israel para su defensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.