24 junio, 2024
ChacoSociedad

Orgullo total: una joven quitilipense se embarca en el destructor ARA «Sarandí»

Natalia Agustina Encina, oriunda de Quitilipi fue incorporada a la Armada Argentina hace poco tiempo como artillera. «Conocía poco de la Armada y hoy la considero mi segunda familia», resaltó orgullosa la Cabo Primero Mecánico en Sistemas. 

Destinada en el destructor ARA «Sarandí», la joven de 25 años habló de su ingreso a la Armada Argentina, sus tareas a bordo de un buque de la Flota de Mar y la añoranza de su ciudad natal.

Natalia Encina ocupa el rol de mantenedor y operador de armas. «Presto servicios en el subcargo Armas Tubulares del Departamento Sistemas«, especificó la marina chaqueña.

Encina pertenece al escalafón Mecánico en Sistemas con la orientación Artillería desde su egreso en la Escuela de Suboficiales de la Armada, en el 2018. Confesó que «conocía poco de la Armada Argentina», aunque un tío suyo fue Suboficial Primero de Infantería de Marina.

Natalia contó que fue personal militar de la Delegación Naval de Corrientes quien se acercó a su colegio secundario promocionando la carrera: «Dieron unas charlas en la escuela a fines del 2015, y ese fue el motivo por el que ingresé al año siguiente a la Escuela de Suboficiales de la Armada (ESSA)«, detalló.

Su familia, que se encuentra aún en Quitilipi, está conformada por su mamá y 5 hermanos, cuatro mujeres y un varón. «Tengo a mi tío, quien me crió desde chica y es lo más cercano a un padre que tengo; él me apoyó, ayudó y entrenó para ingresar a la Armada«, dijo.

«Donde vivimos, nos conocemos todos; soy del Barrio San Cayetano de Quitilipi. Nací en octubre de 1997, fui al jardín de infantes y a la escuela primaria en el colegio Nº 159 ‘Doctor Nicolás Avellaneda’, y el secundario lo hice en el E.E.S. Nº 70 ‘Juan José G. Pisarello’«, rememora la joven del Chaco.

Agregó que antes de ingresar a la Armada no había salido nunca de su provincia. «Al principio me costó mucho adaptarme sola a esta vida militar porque no conocía a nadie; pero mi mamá está muy orgullosa y feliz, porque ella sabe lo difícil que fue para mí alejarme de la familia», resaltó y añadió: «Todos los días me motiva a seguir y salir adelante«.

Con el paso del tiempo, Natalia se adaptó a otra provincia y continúa integrándose. Además, está muy contenta porque fue una guía para su hermana Candelaria, de 23 años, quien también ingresó a la Armada. «Es de especialidad Comunicaciones y el año que viene estará a bordo de la fragata ARA ‘Libertad’. Ella ingresó por las cosas que yo le fui comentando y mi mamá está feliz por las dos«, precisó.

De su experiencia embarcada, relató que este es su quinto año en el destructor ARA «Sarandí» y que apenas egresó de la ESSA estuvo unos meses en otro destructor de la Flota de Mar, el ARA «Heroína». «En mi actual destino, aprendo muchísimo; es mi trabajo y día a día trato de hacerlo mejor. Navegamos mucho y la convivencia a bordo es muy buena«, aseveró.

Cada vez que puede, vuelve a su Quintilipi natal: «Me fui a los 18 años de casa; sin embargo hoy considero a la Armada mi segunda familia«, concluyó Encina. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.