fbpx

Avión retenido en Ezeiza: «son una base para terroristas»

La Embajada de Israel en Buenos Aires difundió un duro comunicado para expresar su preocupación por el caso del avión iraní-venezolano retenido en el Aeropuerto de Ezeiza.

Según resalta el mensaje, el Boeing 747 de Conviasa trasladaba a “un grupo de funcionarios iraníes, entre los que se encontraba un alto ejecutivo de la empresa aérea persa Qeshm Fars Air”. La frase alude a Gholamreza Ghasemi Abbas, piloto del avión.

Ghasemi Abbas, nacido el 22 de noviembre de 1958, sería accionista y miembro de la junta directiva y director ejecutivo de la aerolínea Qeshm Fars Air, utilizada por la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) para mover armas y equipamiento militar a Siria durante la guerra civil en ese país. Su nombre además coincide con un exoficial de la Guardia Revolucionaria Iraní homónimo.

“El Estado de Israel está particularmente preocupado por la actividad de las compañías aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Fars Air en América Latina, empresas que se dedican al tráfico de armamento y al traslado de personas y equipos que operan para la Fuerza Quds, las cuales están sancionadas por Estados Unidos por estar involucradas en actividades terroristas”, aseguró la delegación diplomática.

EL COMUNICADO COMPLETO DE LA EMBAJADA DE ISRAEL SOBRE EL AVIÓN “FANTASMA”

Ante los hechos de público conocimiento referidos al aterrizaje de un avión iraní-venezolano perteneciente a una empresa aérea sancionada por los Estados Unidos, la Embajada de Israel manifiesta la preocupación del Estado de Israel al respecto. Esta aeronave, que hasta hace poco tiempo era utilizada por la empresa iraní Mahan Air, aterrizó en Argentina llevando a bordo a un grupo de funcionarios iraníes, entre los que se encontraba un alto ejecutivo de la empresa aérea persa Qeshm Fars Air.

El Estado de Israel está particularmente preocupado por la actividad de las compañías aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Fars Air en América Latina, empresas que se dedican al tráfico de armamento y al traslado de personas y equipos que operan para la Fuerza Quds, las cuales están sancionadas por Estados Unidos por estar involucradas en actividades terroristas.

Los hechos recientes dan cuenta de los intentos sostenidos de la República Islámica de Irán, a través de la Guardia Revolucionaria y la Fuerza Quds, para continuar consolidando su influencia en todo el mundo, incluso en Sudamérica, como base para acciones terroristas en el continente. Esta situación se suma a otras operaciones registradas en los últimos meses como el intento de asesinato de ciudadanos israelíes en la ciudad de Bogotá por parte de criminales que trabajaban para la Fuerza Quds en Colombia.

Habiendo sido la República Argentina víctima de dos atentados terroristas perpetrados por Irán, el Estado de Israel considera que la postura firme de Argentina constituye un mensaje importante a Teherán para que no vuelva a intentar actuar en suelo argentino ni en ningún otro país de la región.

El Estado de Israel desea expresar su reconocimiento por el accionar rápido, efectivo y firme de las fuerzas de seguridad argentinas que identificaron en tiempo real la amenaza potencial de la aeronave a la luz de las sanciones que le fueron impuestas.

CINCO MILITARES VENEZOLANOS VENÍAN EN EL AVIÓN

De los catorce venezolanos que también viajaban en la aeronave retenida en Ezeiza desde el viernes pasado, cinco son militares, publicó Clarín.

Vale aclarar que en la industria aeronáutica de países como Venezuela y hasta la Argentina es habitual que militares no bien pagos terminen trabajando en el sector privado, agrega el sitio.

De los cinco militares investigados uno es conocido por haber participado en uno de los de los intentos de golpe de 1992. Se trata de Cornelio Antonio Trujillo Candor.

La Embajada de Israel en Buenos Aires difundió un duro comunicado para expresar su preocupación por el caso del avión iraní-venezolano retenido en el Aeropuerto de Ezeiza.

Según resalta el mensaje, el Boeing 747 de Conviasa trasladaba a “un grupo de funcionarios iraníes, entre los que se encontraba un alto ejecutivo de la empresa aérea persa Qeshm Fars Air”. La frase alude a Gholamreza Ghasemi Abbas, piloto del avión.

Ghasemi Abbas, nacido el 22 de noviembre de 1958, sería accionista y miembro de la junta directiva y director ejecutivo de la aerolínea Qeshm Fars Air, utilizada por la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) para mover armas y equipamiento militar a Siria durante la guerra civil en ese país. Su nombre además coincide con un exoficial de la Guardia Revolucionaria Iraní homónimo.

“El Estado de Israel está particularmente preocupado por la actividad de las compañías aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Fars Air en América Latina, empresas que se dedican al tráfico de armamento y al traslado de personas y equipos que operan para la Fuerza Quds, las cuales están sancionadas por Estados Unidos por estar involucradas en actividades terroristas”, aseguró la delegación diplomática.

EL COMUNICADO COMPLETO DE LA EMBAJADA DE ISRAEL SOBRE EL AVIÓN “FANTASMA”

Ante los hechos de público conocimiento referidos al aterrizaje de un avión iraní-venezolano perteneciente a una empresa aérea sancionada por los Estados Unidos, la Embajada de Israel manifiesta la preocupación del Estado de Israel al respecto. Esta aeronave, que hasta hace poco tiempo era utilizada por la empresa iraní Mahan Air, aterrizó en Argentina llevando a bordo a un grupo de funcionarios iraníes, entre los que se encontraba un alto ejecutivo de la empresa aérea persa Qeshm Fars Air.

El Estado de Israel está particularmente preocupado por la actividad de las compañías aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Fars Air en América Latina, empresas que se dedican al tráfico de armamento y al traslado de personas y equipos que operan para la Fuerza Quds, las cuales están sancionadas por Estados Unidos por estar involucradas en actividades terroristas.

Los hechos recientes dan cuenta de los intentos sostenidos de la República Islámica de Irán, a través de la Guardia Revolucionaria y la Fuerza Quds, para continuar consolidando su influencia en todo el mundo, incluso en Sudamérica, como base para acciones terroristas en el continente. Esta situación se suma a otras operaciones registradas en los últimos meses como el intento de asesinato de ciudadanos israelíes en la ciudad de Bogotá por parte de criminales que trabajaban para la Fuerza Quds en Colombia.

Habiendo sido la República Argentina víctima de dos atentados terroristas perpetrados por Irán, el Estado de Israel considera que la postura firme de Argentina constituye un mensaje importante a Teherán para que no vuelva a intentar actuar en suelo argentino ni en ningún otro país de la región.

El Estado de Israel desea expresar su reconocimiento por el accionar rápido, efectivo y firme de las fuerzas de seguridad argentinas que identificaron en tiempo real la amenaza potencial de la aeronave a la luz de las sanciones que le fueron impuestas.

CINCO MILITARES VENEZOLANOS VENÍAN EN EL AVIÓN

De los catorce venezolanos que también viajaban en la aeronave retenida en Ezeiza desde el viernes pasado, cinco son militares, publicó Clarín.

Vale aclarar que en la industria aeronáutica de países como Venezuela y hasta la Argentina es habitual que militares no bien pagos terminen trabajando en el sector privado, agrega el sitio.

De los cinco militares investigados uno es conocido por haber participado en uno de los de los intentos de golpe de 1992. Se trata de Cornelio Antonio Trujillo Candor.

“Egresado de la Academia Militar Venezolana, de la promoción Mayor (F) Buenaventura Vivas Guerrero del año 1979, fue uno de los pilotos de combate que participó en el intento de golpe de Estado del 27 de noviembre 1992, contra Carlos Andrés Pérez, que dejó más de 170 muertos”, anticipó en exclusiva en la noche del miércoles el sitio Monitoreamos, escrito mayormente por venezolanos en el exilio.

Tras el golpe fallido, Trujillo Candor rumbeó hacia Perú con otro grupo de alzados. Pero ya de regreso ascendió a Teniente Coronel de la Aviación. Fue uno de los fundadores de Conviasa.

Su gran momento tuvo lugar durante el gobierno de Chávez. Fue designado Gerente General de Seguridad Aeronáutica del INAC en 2006. Y se le acreditan 16 mil horas de vuelo. Su último vuelo como piloto de avión tuvo lugar el 30 de abril de 2021.

Entre tanto se sospecha -aunque no está confirmado- que José García Contreras habría participado en el intento de golpe previo, del 4 de febrero de 1992. El estallido es en el que se dio a conocer el fallecido ex presidente Hugo Chávez.

Podría haber más militares entre los venezolanos de este avión, pero sólo se pudo chequear las identidades de algunos.

Otro dato interesante es la única mujer del avión que traía 19 tripulantes. Victoria Vanessa Valdiviezo Marval trabaja en Conviasa desde 2021. Es egresada del Instituto Universitario de Aeronáutica Civil. Su perfil de Facebook dice que trabaja en el INAC, con una foto provocativa pero nada en referencia sobre su trabajo en la aviación.

Queremos saber tu opinión sobre esto!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.