fbpx

Cristina en Chaco: “Que nadie se haga la víctima, las únicas víctimas son los que no llegan a fin de mes”

La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner recibió este viernes el doctorado Honoris Causa, la máxima distinción académica otorgada por la Universidad Nacional del Chaco Austral, con el acompañamiento del gobernador Jorge Capitanich. Desde el Centro de Convenciones Gala de la ciudad de Resistencia, la ex presidenta llamó a sostener el debate de ideas.

Cristina Fernández de Kirchner se refirió al Poder Ejecutivo y cuestionó la insistencia de los medios en relación a una supuesta “disputa de poder” o a una “pelea” en el seno del Gobierno. “Que nadie se haga la víctima, que acá las únicas víctimas son los que no llegan a fin de mes. Por eso tenemos la obligación de debatir y discutir”, manifestó

Capitanich, acompañado de la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, agradeció la visita de la vicepresidenta y, en una entrevista previa con medios, destacó: “Argentina puede salir adelante, resolver problemas, generar empleo, distribuir mejor la riqueza. Para eso, independientemente de quien gobierna, se necesita un fuerte consenso y unidad en torno a estos objetivos estratégicos. No se puede gobernar siendo esclavos de los intereses corporativos”.

“No es posible vivir en un mundo donde el 1% de la población concentra la mayoría de los ingresos. Ni quienes acumulan tanto pueden vivir en una sociedad cada vez más empobrecida. Y lo que preocupa es que el anarcocapitalismo está destruyendo el Estado de bienestar, que ha sido la base de satisfacción de los derechos colectivos de una comunidad”, amplió el mandatario.

Participaron del acto más de 3.000 personas entre autoridades nacionales, provinciales, militantes, intendentes, estudiantes, periodistas de medios nacionales y locales y referentes de la vida política, social y cultural de la provincia y el país.

La insatisfacción democrática

Como parte del reconocimiento, que fue entregado por el rector de la Uncaus, Germán Oestmann y el vicerrector, Manuel García Solá, la vicepresidenta presentó su exposición doctoral denominada “Estado, Poder y Sociedad: la insatisfacción democrática”, en la que trazó un paralelismo entre el concepto de capitalismo, los estados capitalistas actuales, la hegemonía liberal y “la falta de respuesta de los estados nacionales a las distintas demandas de las sociedades”.

“Hay una insatisfacción democrática grande. La plata no alcanza. Hay un segmento de trabajadores formales pobres, ¿por qué? producto de las políticas de concentración de los ingresos, distintos métodos de apropiación de rentabilidad, salarios bajos y faltante de dólares”, expresó.

Intereses y Poder

En su discurso, Cristina Fernández manifestó en reiteradas ocasiones la importancia de reconocer la disputa de intereses en la Argentina. “Hay que saber cuáles son los intereses que uno representa y defenderlos. No tenemos que tenerle miedo a la palabra intereses. Tenemos que asumirlo, porque cuando uno asume que hay intereses tal vez tiene otra mirada”, remarcó.

Puso como ejemplo la discusión sobre la composición del Consejo de la Magistratura; “tenía 13 miembros y la llevaron a 20”, recordó. “Pero cuando alguien propone ampliar la corte y hacerla federal para que haya más gente dicen ‘¿pero cómo?’ y se oponen. ¿No será que al poder le conviene que sean poquitos en la suprema corte para poder apretar y mandar tapas de diarios?”, cuestionó la vicepresidenta.

“En el Ejecutivo no hay peleas, sí hay debate de ideas”

De la misma manera se refirió al Poder Ejecutivo y cuestionó la insistencia de los medios en relación a una supuesta “disputa de poder” o a una “pelea”. “Etimológicamente pelea es agredir físicamente, se están pegando. No hay posibilidad de que haya algo bueno en una pelea. Yo no le pegué a nadie. Lo que está pasando en el poder ejecutivo pelea no es. Sí, hay debate de ideas”, sostuvo Cristina Fernández.

En ese sentido recordó que ya en diciembre del 2020 había advertido lo que ocurriría si la economía no se recuperaba tras la etapa más dura del aislamiento obligatorio y con el arribo del Fondo Monetario Internacional (FMI). “¿Qué había dicho? Que esta situación no la aprovechen cuatro vivos, que tenemos que alinear precios, tarifas, salarios, jubilaciones. Lo dije en el 2020 porque lo sé, ocho años estuve en la casa rosada atajando penales y esquivando tiros”, manifestó.

El problema del Fondo y la economía bimonetaria

Cristina Fernández insistió además con que “el problema” no radica precisamente en el debate de ideas dentro del Gobierno. “Siempre hablé del principal problema que tiene la Argentina: la economía bimonetaria”, dijo. “La importancia del dólar en forma total y absoluta en la formación de precios. Si sube, sube todo, cuando baja no baja nada. Y sostuve la necesidad de llegar a un acuerdo entre todas las fuerzas políticas argentinas sobre cómo resolver este problema”, relató.

Volvió a apuntar contra el macrismo como responsable de la llegada del FMI a la Argentina. “Hace cinco años todavía no estaba el FMI. Tanta deuda tomaron que cuando se la prestaron tuvieron que hacer el ‘carry trade’ y volar con las reservas del banco central para afuera”, acusó.

Queremos saber tu opinión sobre esto!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.