fbpx

Consumió cannabis, tuvo un episodio psicótico y se amputó el pene

Un hombre de Tailandia se amputó el pene durante una sesión de consumo de marihuana en el que experimentó un cuadro de psicosis inducida por tetrahidrocannabinol (THC, el compuesto psicoactivo del cannabis). Los médicos no pudieron recuperar el miembro del paciente, de 23 años, y su caso se convirtió en el objeto de un estudio.

El caso fue presentado por médicos de Chiang Mai, en el norte de Tailandia, en la publicación de hace una semana del J Medical Case Reports donde consta que el paciente consumía marihuana desde los 21, pero que llevaba dos meses sin fumarla hasta el episodio en el que se amputó el pene.

De acuerdo con el relato del joven, había tomado cinco tazas de café ese día pero no había consumido alcohol ni ninguna otra droga. El cuadro de psicosis se produjo porque fumó el equivalente a 2 gramos de cannabis y el compuesto psicoactivo hizo efecto: entonces percibió sus genitales de manera distorsionada y sintió dolor.

Para acabar con el dolor el paciente tomó un par de tijeras y comenzó a «recortar» su piel sin registrar que estaba cercenando su propio miembro viril.

El joven fue trasladado de urgencia a un hospital donde lograron controlar el sangrado y limpiar la herida, pero fue imposible volver a colocarle el pene porque estaba demasiado sucio y lastimado.

Las alucinaciones y el resto de las características del cuadro de psicosis desaparecieron cuando se le pasó el efecto de la droga, pero igual estuvo internado 14 días hasta que pudo valerse por sí mismo.

Los médicos que presentaron el caso sugirieron que «con el uso ‘pesado’ del cannabis se puede esperar la aparición de paranoia y psicosis». El paciente en cuestión reportó que escuchaba pájaros e insectos a gran volumen, que veía sombras que se movían y que se sentía deprimido, pero que nunca quiso quitarse la vida ni lastimarse.

Queremos saber tu opinión sobre esto!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.