28 febrero, 2024
MundoUltimo

Multitudinaria manifestación a favor de las armas en EE.UU

Miles de personas protestan con pistolas y fusiles en contra de una serie de restricciones legales aprobadas por los demócratas en Virginia

Miles de personas, en su mayoría armadas con revólveres, escopetas y fusiles, rodearon este lunes el Capitolio de Virginia, en Richmond, en protesta contra nuevas leyes que restringirán la compra y tenencia de armas en este Estado tradicionalmente conservador. Entre unas medidas de seguridad sin precedentes, con el estado de emergencia en vigor, los manifestantes amenazaron con crear una resistencia armada en contra del gobierno.

«¡Resistencia armada contra los tiranos!», gritaba este lunes Brandon Howard, de 44 años, sujetando un fusil de asalto con un cargador de 25 cartuchos, prohibido por las nuevas leyes aprobadas en Virginia. La palabra «tirano» estaba este lunes en boca de muchos de estos manifestantes, porque el escudo de la Mancomunidad de Virginia muestra a la virtud victoriosa ante la tiranía, sobre el lema en latín «sic semper tyrannis» («así siempre con los tiranos»).

La concentración fue un repudio en toda regla de los demócratas, que desde el 8 de enero y por primera vez en dos décadas son mayoría en el parlamento estatal. En menos de dos semanas han aprobado tres leyes que restringen notablemente la compra, tenencia y traspaso de armas. El gobernador, el también demócrata Ralph Northam, incluso ha planteado la posibilidad de requisar fusiles de asalto en un futuro.

Para los manifestantes de este lunes, ganar unas elecciones no es motivo suficiente para restringir un derecho recogido por la Constitución, como es la tenencia de armas. «Empiezan con las armas, y después irán quitándonos el resto de derechos, uno a uno», denunciaba este lunes Brandon Lewis, que a sus 36 años es dueño de un campo de tiro en Nueva York y que condujo más de nueve horas para venir a la manifestación junto con su mujer.

Lewis lucía chaleco y casco antibalas, y apoyaba sobre su hombro derecho un enorme fusil de alta potencia con mira telescópica, propio de una zona de guerra y que de hecho ha sido usado por las fuerzas armadas norteamericanas en las guerras de Afganistán e Irak.

De hecho, este lunes el ambiente alrededor del Capitolio de Virginia era, a tramos, bélico, pero no violento. Mandaba una tensa calma, rota por gritos contra los demócratas y a favor de la reelección de Donald Trump en noviembre.

Detenciones del FBI

Después de que el FBI detuviera la semana pasada a tres extremistas que planeaban ataques violentos en la manifestación de este lunes, el gobernador de Virginia declaró el estado de emergencia, mandó acordonar el Capitolio y prohibió las armas dentro del perímetro. En circunstancias normales sí se permite entrar con pistolas o fusiles en ese edificio, sede del poder legislativo de Virginia, un estado con 8,5 millones de habitantes.

Temían las autoridades que se repitieran los altercados de hace tres años, cuando una manifestación de supremacistas en Charlottesville, no muy lejos de Richmond, se saldó con tres muertos y 30 heridos. Este lunes, las armas se quedaron fuera del Capitolio. Y las había a miles, cortas y largas. Los que las portaban vinieron a Richmond simplemente para mostrarlas, en un ejercicio de desafío a las autoridades.

Queremos saber tu opinión sobre esto!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.